Microcemento, un nuevo aliado ideal para renovaciones y construcción

Microcemento, material para renovación y construcción

El sector de la construcción está en constante evolución, y eso significa experimentar y estar abierto a nuevas técnicas y materiales capaces de ofrecer soluciones personalizadas a las necesidades de cada usuario. Además del hormigón, uno de estos materiales novedosos que ha llegado para quedarse en nuestras casas es el microcemento; sus características le auguran un papel importante en la construcción y reforma de viviendas

¿Qué es el microcemento?

Es un tipo de material sintético que se presenta como una capa continua de espesor mínimo y muy resistente. Podríamos catalogarlo como un mortero hidráulico que está hecho de cemento, árido, aditivos, pigmentos y resinas. Esta mezcla de resinas le aportan resistencia y flexibilidad. El microcemento permite crear espacios continuos sin juntas. Crea texturas sutiles con betas de aspecto natural, que le convierten en un material muy apreciado en los suelos, y en el diseño y renovación de cocinas y baños. 

¿Qué aspecto tiene?

Se suele presentar en 3 tamaños áridos: fino, medio y grueso, con diferentes acabados que pueden hacerse desde los más finos y suaves hasta los rústicos y antideslizantes. Con el microcemento hay muchos pigmentos minerales disponibles, con la opción de elegir el color de una gama muy amplia, pudiendo obtener muchos tonos. Esta es una característica que se está convirtiendo en un elemento clave para la elección de microcemento en el baño o en la cocina.

¿Por qué es ideal para renovaciones?

Esta capa decorativa es aplicable en nuevas construcciones, pero es especialmente ideal para renovaciones, ya que su mayor ventaja es que no es necesario eliminar los azulejos existentes o la cobertura del pavimento, lo que ahorrará mucho dinero.

La cerámica se puede cubrir con microcemento sin costuras, dejando una superficie completamente lisa, continua y uniforme. Podemos cambiar pisos o paredes de azulejos, cerámica, madera, yeso y otros. Por ejemplo, renovar el baño con microcemento aplicando cualquier color, incluso dejando un acabado antideslizante. Dado que el microcemento tiene suficiente adherencia y debido a que es tan fino que se adapta a la forma del soporte, puede permitirnos cambiar el baño sin tener que quitar o demoler materiales viejos.

Estamos hablando de un sistema adecuado para suelos y paredes en interior o exterior: baños, cocinas, piscinas, escaleras, muebles. Superficies de azulejos, material similar a la cerámica, vidrio, yeso, varios tipos de madera, mosaicos, etc.

¿Es el microcemento un material resistente?

Su acabado es completamente impermeable, lo que implica que se pueda aplicar igualmente y sin ningún problema en áreas exteriores como terrazas y patios. Otra de sus características más apreciadas es que es también antideslizante, una propiedad del piso y las paredes requerida en muchos baños adaptados para personas mayores.

Su composición ofrece una gran adhesión a casi cualquier tipo de superficie, se puede colocar la capa de microcemento sin temor, ya que no se desprenderá con el tiempo. Se trata de un material especialmente resistente tanto a la fuerza mecánica como a la compresión, y también a las tensiones de flexión o a la abrasión; mostrándose incluso estable a la acción de los rayos ultravioleta.

¿Qué mantenimiento requiere el microcemento?

No genera residuos, por lo que cualquier proyecto en el que se vaya a utilizar microcemento se hará de modo rápido y limpio, y además su limpieza y mantenimiento resultan muy fáciles. Solo es necesaria agua y jabón neutro. De forma ocasional se puede aplicar algún tipo de cera autolimpiadora convenientemente diluida en agua, y de esa forma podremos mantener intactas las propiedades estéticas del microcemento con el paso de los años sin ningún problema.

Además, el microcemento es una de las mejores opciones para nuestro presupuesto en el mercado actual, no solo porque sea fácil de mantener en perfectas condiciones. A esto contribuye el hecho de que sea tan limpio y no requiera eliminar el material anterior para poder aplicarlo, lo que reduce en gran medida el costo del trabajo.

Material ideal para reformas
Microcemento, el revestimiento perfecto para superficies exteriores

Belleza, luminosidad, resistencia y calidad son algunas de las ventajas que este tipo de revestimiento ofrece a las superficies exteriores. El microcemento garantiza la máxima versatilidad, ya que se puede aplicar con extrema facilidad y se adapta a numerosas situaciones y funciones de nuestra vivienda; por supuesto también en zonas exteriores.

Elegante, limpio y muy resistente, ofrece un valor añadido ya que este recubrimiento evita la propagación de la humedad, mejorando la durabilidad de los pisos en áreas que se distinguen por su ambiente húmedo, independientemente de si en nuestro jardín hay una piscina o llueve a menudo.

Aunque se ha hecho popular por sus ventajas como revestimiento para superficies interiores, sus especificaciones también hacen que el microcemento sea una solución ideal para exteriores, enriqueciendo la apariencia de todo el entorno, especialmente por la diversidad de colores y texturas que pueden ser elegidas.

Este revestimiento, especialmente utilizado en terrazas, se recomienda tanto en decoraciones modernas como clásicas, debido a su fácil adaptación a todos los estilos. Además, los pavimentos continuos de microcemento en pisos exteriores se aplican de manera simple, rápida y sin la necesidad de trabajos de renovación.

Este material se ha puesto tan de moda por su simple preparación y colocación en cualquier superficie, ya sea lisa o porosa, evitando la humedad ya que los recubrimientos de microcemento se consideran un producto impermeable.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios