Rehabilitación de fachadas: cómo conservar un edificio en buen estado

Rehabilitación de fachas es imprescindible para mantener los edificios cuidados

La mala conservación de una fachada provoca que a la larga la habitabilidad del edificio se deteriore y la seguridad se reduzca, tanto de los que habitan en él como los que no lo habitan. Por eso, es importante realizar revisiones y, si se detecta algún signo de deterioro por pequeño que sea, llamar a una empresa especializada en el servicio de rehabilitación de fachadas.

¿Qué es la rehabilitación de fachadas?

La rehabilitación de fachadas es la actividad que se dedica a reparar los daños que se provocan con el paso del tiempo; la exposición a la contaminación, el humo de los vehículos y el clima. Estos factores provocan daños a la fachada afectando a la estética, la habitabilidad y a la seguridad.

Las fachadas protegen al edificio y está expuesta a la intemperie. Por eso, hay que vigilar su estado ya que si está en malas condiciones no solo afecta al aspecto estético del edificio, también provoca pérdidas de estanqueidad, calefacción, aparición de humedades, condensaciones y derrumbes.

El mantenimiento de la fachada se hace con una periodicidad anual. Sin embargo, se le presta más atención a aquellas que dan a la calle ya que están mucho más expuestas que las de interiores. Pero ambas son importantes.

Por eso contar con empresas especializadas, como GRUPO GEOS, ayudará a mantener en buenas condiciones la fachadas de los edificios.

Rehabilitación vs restauración de fachadas

Es una confusión habitual pensar que la rehabilitación es lo mismo que la restauración. Estos dos términos suelen confundirse ya que no son el mismo tipo de intervención y se necesitan permisos diferentes para realizar la actividad.

  • Rehabilitación de fachadas. Son las obras que se realizan en la fachada y cubierta de un edificio para arreglar o sustituir algún elemento estructural dañado o que no se puede usar.
  • Restauración de fachadas. Son las obras que se realizan para recrear la fachada original con la mayor precisión posible. ya sea por petición del cliente, por su valor histórico, o por ser un monumento o elemento catalogado. La idea es que si se realiza una sustitución o reparación de la fachada nunca se modificará su aspecto ni sus materiales.

Todo lo que debes saber sobre la restauración de fachadas

Mantenimiento y rehabilitación de edificios antiguos

Los edificios históricos aportan gran belleza a nuestras ciudades. Pero claro, para apreciar esa belleza necesita mantenerse adecuadamente y ser rehabilitado si es preciso.

Lo primero que tenemos que hacer es estudiar en profundidad el estado en el que se encuentra la fachada. Para eso tenemos que tener en cuenta los factores del edificio como la estructura, el estado de los materiales, el sistema eléctrico si cuenta con el, etc…

La mayoría de problemas que suelen tener estos edificios es el desgaste de los materiales con el paso del tiempo y estar expuesto al clima.

Dos de las causas más comunes de que se necesitan una rehabilitación a un edificio histórico son:

  • Las fisuras, que provocan humedades por la filtración de agua.
  • La falta de transpiración de la fachada, que provoca bufado de los revestimientos y la aparición de fisuras.

La fachada de un edificio es la parte más importante ya que protege el interior del edificio de los agentes externos dañinos. Tampoco tiene que ser totalmente hermético ya que debe dejar salir la humedad del interior.

La limpieza de la fachada también es una parte importante en el mantenimiento. Hay distintos métodos de limpieza, el más común es el uso de agua pulverizada o a presión, fría o caliente. Pero si el agua no es lo suficiente para retirar la suciedad hay otros métodos que utilizan elementos químicos con ácidos o alcalinos, no son la mejor opción ya que la superficie se ve dañada.

Los edificios antiguos deben cuidarse para mantener su esplendor

Informe de evaluación de edificios

El informe de evaluación de edificios (IEE) es un documento que confirma la situación en la que se encuentra los edificios, relacionado con su estado de conservación. Tiene la finalidad de establecer unos criterios dentro de las posibles mejoras de rehabilitación.

El IEE se emitirá cuando el propietario del edificio residencial solicita ayudas para la rehabilitación de las zonas comunes de este.

Solo los profesionales competentes titulados legalmente son los que pueden realizar el IEE a petición del propietario

El informe debe de contener los datos del edificio que se estudia con las siguientes partes:

  • Estado de conservación.
  • Condiciones básicas de accesibilidad.
  • Certificación energética del edificio.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios